Agua y Cambio Climático, estrategias de adaptación y mitigación.

La crisis climática, las desigualdades sociales y la pandemia afectan particularmente el acceso, disponibilidad y la calidad del agua de consumo humano y la vida de los ecosistemas semiáridos de América latina. En la actualidad, el semiárido del Gran Chaco Americano presenta numerosos problemas asociados a este bien común – el Agua- que van desde la deforestación, los eventos climáticos (sequías e inundaciones), la contaminación minera y agroindustrial hasta la falta de acceso a agua y saneamiento en los hogares. Para poder enfrentar estos múltiples desafíos se requiere articular y coordinar las capacidades disponibles, los conocimientos locales, científicos y tecnológicos sobre la temática para contribuir en la construcción de una estrategia de agua para el desarrollo inclusivo sustentable regional.

Esta realidad es el eje central del Workshop Internacional “Estrategias de gestión del agua frente al cambio climático en el Gran Chaco”, que se lleva a cabo entre el 22 y 23 de marzo, conmemorando el Día Internacional del Agua.

El evento es impulsado por el proyecto Acción Climática Participativa: integrando los retos del cambio climático en el Gran Chaco Americano y el Programa SEDCERO, y cuenta con un comité de organizador integrado por la Fundación Plurales, la Unión Iberoamericana Municipalista, el Programa Defensoras Ambientales, la Fundación Avina y la Red de Tecnología para la Inclusión Social. Esta actividad cuenta con el apoyo y el auspicio del Programa EUROCLIMA Plus, la Coalición Latinoamericana de Saneamiento y Agua Rural (COLSAR), Expertise France, Global Alliance for Green and Gender Action (GAGGA) y GIZ.

El workshop tiene tiene por objetivo articular esfuerzos interinstitucionales, múltiples saberes y conocimientos sobre la temática “agua” para contribuir con la toma de decisiones de los gobiernos y las organizaciones de base territorial a los fines de encaminar acciones concretas que dinamicen desarrollo inclusivo sustentable en el Gran Chaco Americano.

Defensoras Ambientales activan sus voces en el Workshop

Las mujeres son las principales afectadas por la falta de acceso al Agua. Esta es una realidad con la que las defensoras ambientales lidian día a día. En el marco del evento participarán contando sus experiencias y luchas cinco mujeres refentes del Chaco y miembro del programa Defensoras: Lucia Ruiz; Miriam Vilcay; Nelly Alcaraz; Lourdes Tiguayo; Angelina Barrientos; Lilian Gregorio, entre otra/os expositores.

El informe presentado al Relator Especial de Derechos Humanos y Ambiente Dr. David Boyd, presentado por el Programa Defensoras Ambientales, en conjunto con la Plataforma Semiaridos, el Programa SEDCERO, la Unión Nacional de Trabajadores de la Tierra y la Coordinación de ENI Argentina, expone que actualmente existen 750 millones de personas en el mundo sin acceso adecuado a agua potable. De ellos, el 90 por ciento vive en zonas rurales. 

En Argentina, 5.3 millones de personas no tienen acceso al agua potable dentro de su vivienda y cerca de 1 millón no lo tiene en el perímetro de su terreno (Censo Nacional 2010). Si se toma el total de la población, más del 13% de los y las argentinas no goza de acceso permanente a este recurso, especialmente en las provincias que integran la región del Gran Chaco (Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Salta, entre otras), donde las cifras alcanzan a un 41% de hogares sin agua.

En las comunidades rurales aisladas, este problema implica grandes riesgos a la seguridad alimentaria de las familias debido a que las poblaciones dependen en su mayor medida de la producción familiar, cultivos, cría de animales, y el agua no es accesible para consumo humano ni para la producción. 

Esta situación, repercute directamente en el acceso a una vida digna, e influye en la decisión de permanencia o no de las familias en sus territorios. Para acceder al agua, las y los pobladores pagan hasta ocho veces más que en las zonas urbanas y, cuando no disponen de los recursos económicos, las familias deben caminar hasta 6 horas diarias para conseguir el agua para consumo de fuentes no seguras. Cabe destacar que la tarea de acarreo de agua recae generalmente sobre las mujeres y niños

Descargar el informe completo.

Encontrá toda la información del evento AQUI