Nuevas tecnologias para defensoras Ambientales

Por Nicolás Avellaneda*

El actual contexto mundial de crisis humanitaria, provocada por la pandemia se ve agravada por problemas preexistentes como el cambio climático, la deforestación, contaminación de cuencas, aumento de las industrias extractivas y el incesante avance de la frontera agropecuaria. Todo esto está impactando de manera agresiva sobre el planeta, principalmente en los territorios rurales, generando un contexto altamente riesgoso para las comunidades, pero especialmente para les defensores ambientales.

La COVID-19 ha agravado la inseguridad de les defensores, al exacerbar el aislamiento de las comunidades, el aumento de la presencia de las fuerzas públicas y al generarse un contexto mundial de crisis económica, al que nuestros Estados latinoamericanos podrán hacer frente emitiendo dinero y generando deuda pública, que sólo puede ser compensada macroeconómicamente con entrada de divisas desde el sector agropecuario y desde las industrias extractivas. Como también, generando ajustes en las políticas de seguridad social (como sistemas previsionales) que impactan directamente en las comunidades más vulnerables.

Solo como ejemplos de este panorama, podemos mencionar en Bolivia el avance de la Ley de semillas transgénicas; en Argentina la agricultura, los hidrocarburos, y la minería han seguido funcionando como bases de la economía; y en Paraguay han aumentado los casos de criminalización de les defensores al movilizarse pidiendo respuestas al Estado ante la crisis.

Este panorama será moneda corriente en el corto plazo, y es ante esta situación, que necesitamos promover y fortalecer a les defensores ambientales en sus acciones de incidencia y resistencia a niveles locales, regionales y globales en defensa del derecho al acceso a la tierra, el territorio y sus bienes naturales; el acceso al agua y la seguridad alimentaria se vuelven prioritarios.

Les Defensores Ambientales, son protectores de los Derechos Humanos, y hoy se encuentran en la primera línea de defensa de los territorios ante múltiples amenazas.

Fortalecer las capacidades de las Defensoras Ambientales

Fortalecer las capacidades y estrategias de defensa y seguridad de les defensores es una prioridad en el contexto actual. Para esto, Fundación Plurales, en conjunto con el Fondo de Mujeres del Sur, y muchas organizaciones socias que están colaborando de diferentes formas como: METcba; UICN-NL, BOTH ENDS, ILC-LAC, UE, vienen desarrollando una aplicación móvil para teléfonos android, que busca ampliar el flujo de comunicación y acción de las Defensoras Ambientales de Argentina, Bolivia y Paraguay.

Esta aplicación se diseña para ser ejecutada en teléfonos inteligentes, tablets y otro tipos de dispositivos móviles a los que pueden acceder las mujeres miembro de grupos de defensoras ambientales (GDAS). Hemos comprobado que las GDAS acceden cada vez más a Internet por medio de dispositivos móviles, abriendo una oportunidad para mejorar el flujo de comunicación entre ellas, sus pares, y el mundo.

Si bien los accesos son limitados, van en aumento y generan un terreno nuevo para plantear estrategias que minimicen las vulnerabilidades que conlleva el distanciamiento geográfico.

Funcionalidades de la APP

La App será una herramienta útil para: Recolectar información que quieran compartir las defensoras: incorporando datos georeferenciados, fotos, notas escritas y de voz; acercar información y noticias relevantes sobre Justicia Ambiental y Género, básicas para las defensoras; denuncias Ambientales: esta información será sistematizada y redireccionada a autoridades competentes desde las Organizaciones Coordinadoras del Proyecto, y busca canalizar de una manera rápida y simple denuncias de las GDAS sobre Justicia Ambiental local. En los casos en que sea necesario (y sea autorizado por las defensoras), esta información será direccionada a los relatores especiales de ONU en temas de derechos humanos, mediante los mecanismos especiales de la comisión de DDHH, para generar investigaciones y estudios. Esto puede desencadenar visitas de los relatores y su equipo a los países, para examinar las denuncias de las víctimas de violaciones de los derechos humanos e intervenir ante los gobiernos a favor de ellas.

Importancia de esta nueva herramienta

La App es una caja de herramientas pensada para mejorar las capacidades de comunicación e incidencia de las Defensoras Ambientales. Al diseñarla, hemos tenido en cuenta las necesidades concretas de los grupos con los que trabajamos en terreno, entre estas, que sea de fácil instalación e intuitiva para cualquier usuaria. Que su información se presente en diferentes formatos, como documentos o notas escritas, gráficas y en audios por medio de micro-podcast.

Si bien la mayoría de las defensoras nos han mencionado que no tienen mucha experiencia en el uso de aplicaciones, todas mostraron una gran apertura a querer incorporar este tipo de conocimientos, y poder utilizarlos como nuevas estrategias de defensa y autocuidado.

“Estar comunicadas”, “tener acceso a nuevas herramientas”, “una aplicación solo para nosotras”, “dejar de ser analfabetas digitales”, son algunas de las frases que surgieron de las rondas de consulta a las defensoras, y sobre las que creemos que esta iniciativa será de gran ayuda para los grupos y sus causas.

*Por Nicolás Avellaneda, coordinador de PLAC “Plataforma Colaborativa de Comunicación” del programa Defensoras Ambientales. Cofinanciado por Unión Europea, UICN-NL, BOTH ENDS, ILC.

Plataforma Feminista por la Tierra

«Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista»

Mujeres líderes de organizaciones de base de América Latina, África, Asia y Europa participaron de la II Reunión Global de la Plataforma Feminista por la Tierra, un espacio que busca fortalecer a organizaciones feministas que trabajan por los derechos de las mujeres y, principalmente, por el derecho a la tierra. La reunión se realizó en la ciudad de Córdoba y fue organizada por la Fundación Plurales en asociación con la Coalición Internacional por la Tierra. La Plataforma se presentará esta semana en Madrid, España, en el marco de la COP25, la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU.

MARÍA PAZ TIBILETTI (para LATFEM)

diciembre 4, 2019

Mujeres líderes de organizaciones de base de todo el mundo viajaron a la ciudad de Córdoba para participar de la II Reunión Global de la Plataforma Feminista por la Tierra, organizada por la Fundación Plurales en asociación con  la Coalición Internacional por la Tierra (ILC), bajo la consigna “Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista. Juntas en la lucha por  la justicia de género y los derechos de las mujeres a la tierra”. Se trata de un espacio abierto estratégico e inclusivo integrado por organizaciones y líderes feministas de cuatro continentes que trabajan sobre los derechos de las mujeres a la tierra y la justicia de género. El objetivo de esta segunda reunión, que se desarrolló del 5 al 8 de noviembre, fue intercambiar experiencias entre organizaciones, identificar los conflictos comunes, establecer acuerdos y construir un plan de acción conjunto para los próximos 3 años.

Los derechos a la tierra, la propiedad y la vivienda son elementos esenciales para la igualdad, el bienestar y la autonomía económica de las mujeres, sobre todo en las economías rurales. Las mujeres representan, en promedio, el 43% de la fuerza de trabajo agrícola en los países en desarrollo y son responsables de más de la mitad de la producción de alimentos en el mundo, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Sin embargo, menos del 20% de quienes poseen tierras a nivel global son mujeres. En América Latina y el Caribe, esa cifra se reduce al 18%.

Las mujeres no solo tienen menor acceso a la tierra que los hombres a nivel global, sino que además muchas veces sólo tienen los llamados derechos secundarios a la tierra: solo acceden a esos derechos a través de los hombres de su familia y pueden perderlos en caso de divorcio, de quedar viudas o de migración de sus maridos. La FAO señala también que aumentar el acceso de las mujeres a la tierra es crucial para combatir el hambre y la pobreza, al posibilitar seguridad alimentaria y nutricional para ellas, sus familias y sus comunidades.

En este contexto, y ante el aumento de las políticas extractivistas a nivel global y el impacto del cambio climático sobre la tierra, el territorio y los recursos naturales, en julio de 2019 nació la Plataforma Feminista por la Tierra —en el marco de la Conferencia Internacional Anual LANDac/19, desarrollada en los Países Bajos— con el objetivo de “desafiar las desigualdades relacionadas con los derechos de las mujeres a la tierra, resaltar el liderazgo de las mujeres y las perspectivas feministas en las luchas por el territorio, y tomar medidas sobre cuestiones de género”.

Las organizaciones fundadoras son: Fundación Plurales (Argentina), Espaço Feminista (Brasil), Luna Creciente (Ecuador), GROOTS Kenia (Kenia), Consejo Pastoral de Mujeres (Tanzania), PWESCR (India), AZUL (Marruecos), y Trashumancia y Naturaleza (España). Luego se sumaron Forum Mulher (Mozambique), Mujeres, Democracia y Ciudadanas AC – MUDECI (México), Tin Hinane – Association pour l’épanouissement des Femmes Nomades (Mali), y UBINIG – Investigación de políticas para la alternativa de desarrollo (Bangladesh). La Plataforma cuenta con el apoyo y consejo de CIFOR (Centro para la Investigación Forestal Internacional), IWGIA (Grupo de Trabajo Internacional para Asuntos Indígenas) y la International Land Coalition.

En esta ocasión, las organizaciones de Africa no pudieron asistir a la reunión: el gobierno argentino les negó las visas para ingresar al país. “Hay una clara intencionalidad de que gente de determinados países no ingrese a la Argentina. Incluso, en una de mis llamadas a la Cancillería pregunté por qué las compañeras de África no podían venir cuando yo he ido a sus países sin problema y me respondieron que Argentina es un país receptor, mientras que los países de África son expulsores. Entonces, ellos cierran las fronteras a quien quiera venir de allí porque, como son países pobres, suponen que todos los que vienen se van a quedar acá. Es una actitud claramente discriminatoria”, denunció Marta Esber, referente de la Fundación Plurales, a LATFEM.

Feminismos globales, miradas particulares

A lo largo de cinco días, las líderes de las organizaciones expusieron sus problemáticas y compartieron sus experiencias de lucha y organización. Desde Brasil, Patricia Cháves, referente de Espaço Feminista, denunció el ataque del gobierno fascista de Jair Bolsonaro contra los movimientos feminista, campesino, afro e indígena y señaló la necesidad de construir una estrategia común para frenar el avance de derecha conservadora y fundamentalista en la región. “Este gobierno de derecha ataca fuertemente al movimiento feminista. Somos el blanco de sus ataques junto a los movimientos campesinos, negros e indígenas. Pero, a pesar de todo, hay un feminismo popular que crece en toda América Latina y el Caribe y si hay un grupo capaz de hacer la diferencia somos las feministas. Tenemos que dejar nuestras diferencias de lado para enfrentar la agenda conservadora”, aseguró.

Clara Merino Serrano, del colectivo Luna Creciente, se refirió al rol del movimiento campesino indígena y, particularmente, al de las mujeres indígenas, en las recientes protestas sociales en Ecuador. Además, señaló cómo muchas de las organizaciones feministas en ese país surgieron y se fortalecieron en el marco de la lucha campesina e indígena por la tierra y la discusión sobre la reforma agraria, y cómo esa lucha les permitió también incorporar los derechos sexuales y reproductivos en la agenda de sus organizaciones. “Para nosotras no se trata solo del derecho a la tierra sino también a los territorios y a la soberanía de nuestros cuerpos. Y esto tiene que ver con el concepto de vivir una vida digna y con respeto a la naturaleza, ya no como un recurso sino como parte de una cosmovisión y de nuestra identidad. En la búsqueda de esa vida digna, el rol de las mujeres es central no sólo como trabajadoras de la tierra sino también como cuidadoras de la vida en un sentido amplio. Hoy el nuevo modelo neoliberal es el extractivismo y si no peleamos contra eso no tendremos ningún tipo de acceso a una vida en dignidad”, manifestó.

Desde la India, Priti Darooka se refirió a las demandas feministas en el sur de Asia y la importancia de abordar el derecho a la tierra desde una perspectiva feminista, que incluya soberanía alimentaria, justicia social y justicia ambiental. “En los últimos años, empezamos a pedir que no solo se hable de la pobreza sino de todas las formas de desigualdad hacia las mujeres y el aspecto multidimensional de la pobreza que afecta principalmente a las mujeres. Y allí el aspecto más importante tiene que ver con el trabajo no remunerado de las mujeres como factor de desigualdad. Las mujeres somos quienes trabajamos la tierra, quienes producimos la mayor cantidad de alimentos, pero ese trabajo no siempre es reconocido y muchas veces es invisibilizado”, denunció la activista y fundadora del Programa de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Mujeres (PWESCR). Para Darooka reconocer el trabajo no remunerado de las mujeres es una demanda central que permite redefinir el concepto de trabajo y quiénes son lxs sujetxs trabajadorxs, así como también de quién es el derecho a la propiedad intelectual, la posesión, la producción y el comercio del trabajo agrícola, algo clave en tiempos en que Bayer-Monsanto pretenden apropiarse hasta de las semillas.

Defensoras ambientales en la COP25

Hasta el 13 de diciembre, la Plataforma Feminista por la Tierra estará participando de la COP25, la 25ª Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, donde se reunirán más de 25.000 representantes de 200 países para alcanzar acuerdos y compromisos entre naciones para combatir los efectos del cambio climático. El tema central de esta edición será avanzar en la implementación del Acuerdo de París y, principalmente, de su artículo 6, aquel que busca regular los mecanismos de mercado para reducir las emisiones. Se trata del único artículo del Acuerdo que hace referencia al sector privado y, para sorpresa de nadie, es el que más controversias genera.

Desde la Fundación Plurales celebraron la participación de la  Plataforma Feminista por la Tierra en la COP25 y señalaron: “Es una oportunidad para visibilizar estrategias comunitarias de resistencia, lideradas por mujeres defensoras ambientales, que están generando impactos a distintas escalas locales y globales. Será un espacio de intercambio sobre el avance del modelo extractivista y sus efectos en los derechos humanos de las mujeres y sus comunidades”. “Si bien el cambio climático nos afecta a todxs, impacta principalmente y de forma diferencial a las mujeres rurales e indígenas. Son ellas quienes ponen sus cuerpos y vidas en riesgo cada vez que defienden sus territorios ante el avance de empresas extractivas, o las miradas ajenas de gobiernos que priorizan intereses económicos frente a la libre determinación de los pueblos y la sustentabilidad de los bienes naturales”, agregaron.

La cumbre comenzó el 2 de diciembre bajo la presidencia de Chile en Madrid, España, pero su sede original era Santiago de Chile. El 31 de octubre el presidente Sebastián Piñera decidió suspender la cumbre climática por el estallido social en el país trasandino y anunció que no asistiría a la cumbre en la ciudad española. La cancelación de Piñera no fue bien recibida por los movimientos sociales chilenos que convocan a replicar la Marcha por el Clima en Santiago de Chile el viernes 6 de diciembre en el marco de Cumbre Social por el Clima, conocida como “Contracumbre”. En Madrid, la marcha estará encabezada por la joven activista Greta Thunberg y se espera que participen más de 100 mil personas.

Defensoras del territorio frente a los extractivismos

El equipo del colectivo CASA, con mucha emoción presenta la publicación de este diagnóstico participativo que, gracias a la confianza de GAGGA y al trabajo investigativo de defensoras de Bolivia y Paraguay, después de un proceso de formación, acompañamiento y sistematización; podemos difundir este aporte para todas las mujeres y los pueblos que se encuentran hoy por hoy en la trinchera por la defensa de la Madre Tierra y de la vida.

Las páginas que presentamos a continuación son el resultado de un esfuerzo colectivo para retratar parte de las experiencias, vivencias y aprendizajes de mujeres de trece pueblos repartidos entre Bolivia y Paraguay.

Defensoras de los territorios, tejidas por sus dolores, preocupaciones, luchas y esperanzas en su fase de investigadoras comunitarias que nos presentan una narrativa diferente, intentando mostrar los despojos, pero también las alternativas con rostro de mujer. Los datos aquí reflejados cuentan una realidad vivida hasta marzo del año 2019, la mayoría de ellos siguen vigentes, porque la cotidianidad de la vida sigue reproduciéndose en las espaldas de miles, millones de mujeres defensoras que silenciosamente están resguardando los tejidos colectivos.

En el marco de la alianza GAGGA, que mediante diferentes lazos ha acompañado y sigue acompañando cada uno de estos casos, es que compartimos los resultados de este diagnóstico en estos momentos de la coyuntura global, por la pertinencia de sus aportes. La emergencia sanitaria generada por la propagación del COVID-19 por todo el mundo, hoy nos presenta condiciones insólitas para repensar los horizontes de la sociedad. Entendemos que las mujeres que ustedes conocerán al recorrer estas páginas, habrán cambiado radicalmente sus vidas con esta amenaza que viene a empeorar la situación. Sin embargo, reconocemos también que todos los hilos invisibles que sostienen los cuidados, son ahora más imprescindibles que nunca.

Queremos con esta publicación hacer un llamado a voltear la mirada hacia las verdaderas tareas imprescindibles realizadas en su mayoría por mujeres, que actores sociales como estados y sociedad civil deben valorar. En este momento, son las manos de mujeres campesinas, las estrategias de producción de alimentos en los territorios, la defensa del agua y del aire limpio, de territorios alejados de la violencia militar; las acciones a potenciar desde los territorios urbanos y desde todas partes del mundo. De ahí nuestra intención de difundir este trabajo que pretende ser apenas un aporte a las luchas de todas estas mujeres.
Colectivo CASA Fondo de Mujeres del Sur, Fundacion Plurales  Fondo Acción Urgente – LAC Fundo Socioambiental CASA Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM) Red Latinoamericana De Mujeres Defensoras Mama Cash @Both Ends
Para descargar el diagnóstico de libre acceso, favor hacer click en el siguiente enlace de la página oficial de GAGGA:

https://www.gaggaalliance.org/…/DiagnosticoGAGGA_Publicacio…

Encuentro Defensoras Ambientales 2019

Defensoras ambientales de Argentina, en su mayoría mujeres indígenas y campesinas, se reunirán en la capital de Salta durante 3 días para compartir experiencias y acciones con el objetivo de fortalecer sus estrategias de incidencia en temas de Cambio Climático.

Las mujeres forman parte del Programa Defensoras Ambientales que impulsan el Fondo de Mujeres del Sur y Fundación Plurales. El mismo cuenta con el financiamiento de la Unión Europea y la Alianza GAGGA.

Mujeres en Lucha

Son muchos los grupos de mujeres que ponen el cuerpo a los desalojos arbitrarios, a la expansión de la frontera agropecuaria, a la defensa de lagunas y fuentes de agua, a la minería o la explotación hidrocarburífera.

En Argentina el programa apoya a 13 organizaciones de las provincias de Córdoba, Santiago del Estero, La Rioja, Salta, Mendoza, Formosa, Jujuy, Tucumán y Jujuy. Abarcando las ecorregiones del Chaco, Puna y sistemas de Humedales.

Existen pocos espacios de comunicación y difusión de las acciones que realizan las defensoras ambientales, lo que mantiene sus reclamos, saberes y voces alejadas de los espacio de discusión, producción de información experta y decisión pública sobre las cuestiones que las atañen. Por esto, el encuentro busca ser una caja de resonancia de sus demandas, acercarlas al debate público, expertos y tomadores de decisiones.

El Encuentro se desarrollará los días 16, 17 y 18 de agosto en en la localidad de San Lorenzo, provincia de Salta, Argentina.

El objetivo de esta actividad es reunirnos con todas las organizaciones que apoyamos en el marco de este programa, para generar lazos con y entre ustedes, como también propiciar una instancia de capacitación, intercambio de ideas y debates que enriquezcan el trabajo que cada una lleva adelante.