Capítulo 3

EL RÍO

El delta del Paraná es uno de los sistemas de humedales más importantes de Argentina y uno de los más relevantes de la Cuenca del Plata. Aloja una gran diversidad biológica y cultural, no sólo por las personas que allí habitan, sino también por las actividades que desarrollan.

Son ecosistemas que tienen un gran valor biológico, social, cultural y económico que hoy no tienen una protección jurídica uniforme a nivel nacional. En las últimas décadas y en la actualidad, este ecosistema ha sufrido distintas amenazas que implican graves daños que si no son reparados en lo inmediato, podrán ser irreversibles. Uno de ellos tiene que ver con el avance del extractivismo, las actividades agropecuarias en la región, el avance de los desarrollos inmobiliarios, la evasión de terrenos, terraplenes, endicamientos, grandes obras de infraestructura, la extracción minera intensiva principalmente relacionada con las arenas silíceas para el fracking. A lo que se suman cuestiones ambientales referidas a la pampeanización y al cambio climático. Además, en este último tiempo, se quemaron cientos de miles de hectáreas de humedales.

Frente a esto, un grupo de mujeres dentro de las islas Victoria tejen redes y con pasos firmes nos adentran en una comunidad que resurge de la mano de los feminismos, reconstruyendo una nueva manera en que las mujeres habitan la isla y el humedal.

Mirá el Capítulo 3
«El Río»

Sobre las organizaciones locales

Asociación Civil Taller Flotante

La Asociación Civil Taller Flotante es una plataforma de proyectos relacionados al territorio islas y costa de la cuenca sur del Plata, Paraná. Nació en 2012, fruto de una expedición de más de 20 personas al territorio de las islas Victoria, cinco días de convivencia en las islas, trazando recorridos, definiendo mapas y compartiendo experiencias. Es un espacio de producción, investigación y experimentación extra disciplinar y autogestivo, que busca superar visiones establecidas y divisiones político-administrativas. 

Trabajan a partir de la circulación de los territorios como forma de conocimiento, de lectura y escritura simultánea. Para ello convoca la mirada de investigadores, escritores, comunicadores, docentes y baqueanos, haciendo imprescindible que la comunidad y el paisaje convivan en intercambios de saberes, desde modos y medios muy diversos.

A partir de la construcción colectiva, cada proyecto desenlaza datos, relatos, informes, problemáticas, imágenes, objetos, formas, que desocultan la escala íntima del territorio, y lo exponen empoderado en las escalas regional y global que lo atraviesan. La organización siempre pudo observar e identificar cuestiones y problemáticas vinculadas a las mujeres, al río y el territorio – no sólo en las islas sino también en las orillas-. Taller Flotante aborda sus luchas desde muchas aristas: en el plano cultural, geográfico, político y ambiental. Uno de sus principales proyectos, es “Río Feminista”, el cual consiste en el armado de una red de mujeres en relación al río del Paraná.

Red Río Feminista

Río de Mujeres es un proyecto que consiste en la conformación de una Red de Mujeres del Río Paraná propiciado por Taller Flotante. Para ello, y como proyecto catalizador y activador, proponen el encuentro e intercambio entre mujeres y agrupaciones de mujeres relacionadas a la cuenca del Río Paraná, dando lugar a la visibilización de historias de mujeres del río, que serán recopiladas en relatos sonoros y además, en la condensación de su identidad gráfica.

La Red Rio Feminista cuestiona el modelo agroexportador que condena a los territorios a un drenaje constante de sus recursos, imaginando otros porvenires y los crean desde su acción. 

“Somos un río invisible de mujeres que sostiene en el cotidiano la vida de las comunidades y que sufrimos en carne propia el avance del extractivismo: la soja que empujó el ganado al humedal; el agronegocio que transformó la forma de producción de vacas; el acopio industrial de pescado; el eje hidrovía Paraguay-Paraná; el sistema de puertos privados; el puente Rosario-Victoria; el mercado inmobiliario que amenaza nuestra vida en las islas sin ningún control.

Hoy la quema es el emergente de la situación estructural del modelo agroindustrial extractivo, que ahora se prepara para una nueva fase de arrasamiento de nuestra Pacha, que incluye la producción a gran escala de porcinos para exportar a China, nuevos eventos de la biotecnología (CRISPR-Impulsores Genéticos), duplicación de la producción de bioetanol y biodiesel para ampliar la matriz de la biomasa alimentaria para los agrocombustibles, promoviendo + desmontes + agrotóxicos + fertilizantes sintéticos, a lo que se le suma el manto de un proceso de innovación tecnológica denominado Ag Tech – Agricultura 4.0 que reconoce como mentor a Bill Gates y su plan Ag One para la agricultura mundial .

Las quemas salvajes muestran la pelea con fuego de los enormes intereses que quieren dominar el escenario del porvenir del humedal.

(Extracto de Feministas contra el saqueo, publicado en Página/12, 7 de agosto de 2020 por Orilleras y Taller Flotante)

Articulaciones para el territorio

Desde hace años, numerosas organizaciones ambientalistas de Argentina, entre las que se encuentran taller Flotante, la Red Rio Feminista y muchas otras de Defensoras Ambientales, vienen impulsando la Ley de Humedales.

LEY DE HUMEDALES YA!

En Argentina los humedales representan aproximadamente el 21% del territorio, pero no existe un marco legal que los proteja. Es tan compleja la situación que no se sabe con exactitud cuántos hay, su extensión ni su estado de conservación y destrucción. Estos ecosistemas ayudan a mitigar los efectos que provocan las sequías y las fuertes lluvias. Sin embargo, están amenazados por actividades como la ganadería, los proyectos inmobiliarios y la minería. En el Delta del Paraná estos canales de agua ayudaban a prevenir incendios. Pero sin humedales se vuelven incontrolables. Los más de 30 mil focos registrados en la zona en 2020 no hacen más que evidenciar la necesidad de una ley que los proteja.

El Proyecto de Ley de Humedales perdió numerosas veces estado parlamentario. Se empezó a discutir en el 2010, a raíz de los incendios del 2008 cuando llegaron cenizas a la ciudad de Buenos Aires desde el Delta bonaerense y rosarino. El primer proyecto fue presentado en 2013, se aprobó en senadores y se trabó en Diputados. En 2016 nuevamente se presentó en el Senado, y se trabó en Diputados.

Actualmente, en marzo del 2022 se presentó por cuarta vez el proyecto de ley de “Presupuestos Mínimos Para la Conservación, Protección y Uso Racional y Sostenible de los Humedales” en el Congreso de la Nación. 

¡MÁS DE 700.000 PERSONAS FIRMAMOS LA PETICIÓN!
Necesitamos llegar a 1 millón para demandar  al Congreso Nacional una #LeyDeHumedalesYa

Hoy más que nunca, es fundamental que te involucres.
Si no firmaste la petición aún entrá al link.
Si ya firmaste, compartila con tu gente cercana.

Informe Humedales

Fundación Plurales realizó, para la Plataforma de Defensoras Ambientales, un informe sobre el papel clave para la vida humana de los humedales y el rol de las propuestas para visibilizar, conectar y fortalecer desde las mujeres del río.

Esta publicación es parte de una serie de informes que elaboró Fundación Plurales con el apoyo de RITIMO (red de información y documentación para la solidaridad y el desarrollo sostenible de Francia), Unión Europea, Both Ends, IUCN-NL y la International Land Coalition. Están disponibles online en la web de RITIMO y en formato descargable para impresión en el sitio de la Plataforma de Defensoras Ambientales.

El río Paraná alcanzó en 2021 sus más bajos niveles del último medio siglo, en este contexto vence la prórroga de la concesión del servicio de dragado, balizamiento, señalización y cobro de peajes de la Hidrovía Paraguay-Paraná, otorgada al consorcio conformado por la empresa belga Jan de Nul que la administra desde los 90′ y la empresa argentina Emepa. Desde abril, la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT), el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI Somos Tierra) y la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) vienen manifestándose sobre esto, exigiendo: “No a la reprivatización de la hidrovía. La soberanía alimentaria es con un río Paraná bajo control estatal”.

Es importante destacar que los humedales son zonas dinámicas expuestas a la influencia de factores naturales y humanos. Esto determina que sean ecosistemas con alto potencial de conflictividad y lucha de poder. Por estos motivos es necesario llevar adelante estrategias para fortalecer los grupos que trabajan por su preservación y desarrollo, logrando acuerdos entre las distintas partes involucradas, a través de un proceso de planificación del manejo del recurso. En este contexto, compartir este informe nos parece fundamental.

Qué son los Humedales y por qué es importante conservarlos

El término humedales se refiere a una amplia variedad de hábitats interiores, costeros y marinos que comparten ciertas características. Generalmente se los identifica como áreas que se inundan temporalmente, donde el agua subterránea aflora en la superficie o en suelos de baja permeabilidad cubiertos por agua poco profunda. La Convención sobre los Humedales los define en forma amplia como “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean estas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda seis metros”. En esta definición quedan incluidos todos los ambientes acuáticos continentales y la zona costera marina.

El agua y los humedales han desempeñado tradicionalmente un papel clave para la vida humana y han sido críticos para el desarrollo y la supervivencia de las comunidades humanas a lo largo de la historia. Desempeñan funciones como el control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas, estabilización de costas, protección contra tormentas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, mitigación del cambio climático, depuración de las aguas y reservorio de biodiversidad. Además, brindan numerosos productos valiosos para la sociedad, tales como fruta, pescado, crustáceos, animales silvestres, resinas, madera de construcción, leña, cañas para construir techos y trenzar, forraje para animales, etc

La República Argentina aprobó la Convención Ramsar sobre los Humedales en el año 1991, a través de la sanción de la Ley Nacional N° 23.919, y hasta la fecha se han incluido 23 Sitios Ramsar (5.687.651 hectáreas) en la Lista de Humedales de Importancia Internacional.

La Cuenca del Plata es la principal cuenca hídrica de la Argentina. Reúne la mayor concentración humana e industrial del continente, incluyendo las principales ciudades de Brasil y Argentina, también, importantes áreas de desarrollo agrícola. Los principales humedales identificados para esta Región son la Cuenca del Río Riachuelo, el Sistema del Iberá, el Río Uruguay, el Río Paraná, el Río Paraguay, el Río Iguazú y sus cataratas, el Delta Paranaense y el Río de la Plata.

Extractivismo en Entre Ríos

El término humedales se refiere a una amplia variedad de hábitats interiores, costeros y marinos que comparten ciertas características. Generalmente se los identifica como áreas que se inundan temporalmente, donde el agua subterránea aflora en la superficie o en suelos de baja permeabilidad cubiertos por agua poco profunda. La Convención sobre los Humedales los define en forma amplia como las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda seis metros. En esta definición quedan incluidos todos los ambientes acuáticos continentales y la zona costera marina.

El agua y los humedales han desempeñado tradicionalmente un papel clave para la vida humana y han sido críticos para el desarrollo y la supervivencia de las comunidades humanas a lo largo de la historia. Desempeñan funciones como el control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas, estabilización de costas, protección contra tormentas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, mitigación del cambio climático, depuración de las aguas y reservorio de biodiversidad. Además, brindan numerosos productos valiosos para la sociedad, tales como fruta, pescado, crustáceos, animales silvestres, resinas, madera de construcción, leña, cañas para construir techos y trenzar, forraje para animales, etc. 

En 2021, el río Paraná alcanzó sus más bajos niveles del último medio siglo. A las amenazas que tienen causa en actividades humanas y en cuestiones ambientales, se le suma la desprotección de la zona. En las últimas décadas, este ecosistema ha sufrido distintas amenazas que implican graves daños que si no son reparados en lo inmediato, podrán ser irreversibles. Uno de ellos tiene que ver con el avance del extractivismo, las actividades agropecuarias que se desarrollan en la región, el avance de los desarrollos inmobiliarios, la evasión de terrenos, terraplenes, endicamientos, grandes obras de infraestructura, la extracción minera intensiva principalmente relacionada con las arenas silíceas para el fracking. A lo que se suman cuestiones ambientales referidas a la pampeanización y al cambio climático principalmente.

© Copyright Defensoras Ambientales